¿Sabías que si sumas la edad de Babe Ruth mas el número de su uniforme más el año en que falleció, da como resultado la fecha del fin de la maldición del bambino?

 

El apodo “bambino” pertenece al mejor jugador de beisbol de todos los tiempos, Babe Ruth.

Babe comenzó su carrera como pitcher, con los Medias Rojas de Boston en 1914, y desde un principio fué un gran estrella, quizá el mejor pitcher zurdo de esa década, ganando tres series mundiales con ellos, en 1915, 1916 y 1918, jugando en el entonces nuevo parque Fenway (inaugurado en 1912).

Pero ocurrió que el dueño de los Medias Rojas, Harry Frazee, tenía problemas en su negocio principal, que era el teatro, por lo cual decidió vender a varios de sus jugadores estrellas a otros equipos para tener fondos, y uno de los jugadores vendidos fue Babe Ruth, vendido nada menos que al eterno rival de Boston, los Yankees de Nueva York, que en esa época eran un equipo relativamente pobre, sin campeonatos, jugando en un estadio que ni siquiera era de ellos, era rentado (el Polo Grounds pertenecía a los Gigantes, entonces de Nueva York).

Y al llegar a los Yankees, Babe, que era pitcher casi de tiempo completo pero había demostrado gran habilidad como bateador en sus pocos turnos, se dedicó permanentemente a ser bateador, con lo que se convirtió en el mejor jonronero de la historia, hizo ganar varios campeonatos a los Yankees, que con las ganancias abrieron su propio estadio (el primer Yankee Stadium, “la casa que Babe Ruth construyó”), y se convirtieron en el equipo dominante del béisbol por las siguientes cinco décadas, desplazando tanto a los Medias Rojas como a los Gigantes, los equipos poderosos de su respectiva liga en esa época.

Y mientras tanto los Medias Rojas, no volvieron a ganar una serie mundial después de 1918, aún si tenían excelentes equipos, con jugadores históricos como Ted Williams, Carl Yaztrzemski, Roger Clemens, etc. Incluso parecía que cada vez que lograban llegar a la serie mundial, el destino se les volteaba, pues perdían de manera particularmente dramática, en 1946, en 1967, en 1975, y el peor caso de todos, en 1986, con el famoso error de Bill Buckner, además de la eliminación en un juego de playoff por parte de los Yankees, en 1978.

Por todo eso, la gente y los medios decían que tenían una maldición, la “maldición del bambino”, Babe Ruth, ya que la venta de ese jugador cambió diametralmente el destino de los Medias Rojas y de los Yankees.

La “maldición” llegó a su fin en el año de 2004, cuando los Medias Rojas finalmente lograron llegar a la serie mundial y ganar, en una noche en la que ocurrió un eclipse de luna. Lo hicieron precisamente frente a los Cardenales, sus rivales de las series mundiales de 1946, 1967.

Dato curioso

Si al año de la muerte de Babe Ruth (1948), le sumas la edad cuando falleció (53), mas el número de su uniforme (3), el total es 2004, el año en el que los Medias Rojas de Boston ganaron la serie mundial, dejando detrás la “maldición del Bambino”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s