Al actor Alan Rickman le advirtierón que contarían hasta tres antes de empujarle y, entonces, le empujarón al llegar a dos, pero.. ¿Por qué?

El proyecto del film estaba destinado originalmente al actor Arnold Schwarzenegger, como una segunda parte de Commando, en donde su personaje de John Matrix estaría visitando a su hija Jenny ya crecida y convertida en ejecutiva de la Corporación Nakatomi. Obviamente no hubo ningún acuerdo entre el actor y los productores; lo que motivó tras una extensa búsqueda el colocar a Bruce Willis y el personaje de John Mc Clane, como un policía visitando a su esposa, que sobrevive enfrentando a los terroristas.

El edificio de la película, el Nakatomi Plaza, es en realidad el edificio Fox Plaza, situado en Los Angeles.

En la escena en la que Gruber acaba cayendo desde lo alto del edificio, el actor fue arrojado, desde una altura prudente, a una enorme colchoneta de aire. Pero para conseguir una expresión de auténtico miedo el especialista que supervisaba su caída le advirtió que contaría hasta tres antes de empujarle y, entonces, le empujó al llegar a dos.

En la banda sonora suenan, cerca del final, dos temas pertenecientes a otras películas: un fragmento de “Bala Blindada” (1987), cuando McClane y el sargento Powell se ven las caras por primera vez; y otro de “Aliens” (1986), en la escena en la que Karl intenta asesinar a McClane antes de caer abatido por los disparos del sargento Powell.s

El director se vio obligado a recortar algunos planos del personaje de Gruber disparando por culpa de la irrefrenable tendencia del actor, hasta ese momento nada versado en cine de acción, a arrugar la nariz y fruncir demasiado el ceño cada vez que apretaba el gatillo y explotaba los fulminantes de su pistola.

Los actores Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone, Burt Reynolds y Richard Gere fueron considerados para el papel de John McClane.

Cuando se estrenó la película, el rostro de Bruce Willis no era muy claro en el poster promocional de la película, cosa que fue cambiada cuando tuvo una gran aceptación.

Cuando Bruce Willis llega al edificio, se queda en camiseta interior, que es blanca. Tras una escena violenta se vuelve color verde militar, de golpe, llena de lamparones. Más adelante aparece con una beige, también con algunos lamparones, y ya casi al final vuelve a ser verde.

Podemos ver como Bruce Willis interrumpe las conversaciones de las personas con las que habla por el Walkie-Talkie, cuando todos sabemos que se trata de un medio unidireccional y la otra persona no te escucha hasta que deje de pulsar el botón de habla, no se le puede cortar la conversación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s