9 curiosidades insólitas sobre tus películas navideñas favoritas

1. El FBI calificó Qué bello es vivir de propaganda comunista.

Al FBI no le gustó nada el retrato de los bancos que da Qué bello es vivir. De hecho, redactó un informe titulado Communist Infiltration of the Motion Picture Industry [Infiltración Comunista en la Industria Cinematográfica] en mayo de 1947, en el que afirma:

En cuanto a Qué bello es vivir, [eliminado] afirmó que en la película se aprecian intentos bastante obvios de desacreditar a los banqueros, presentando a Lionel Barrymore como un tipo avaro para que fuera el hombre más odiado de la película. Según estas fuentes, es un truco que utilizan frecuentemente los comunistas. Además, [eliminado] afirmó que, en su opinión, la película calumnia de forma deliberada a las clases altas con el fin de mostrar a la gente con dinero como personajes crueles y despreciables.

 

2. Al principio, Hugh Grant no quería hacer el baile icónico de Love Actually porque quería que el Primer ministro fuera más señorial.

En una entrevista que el director de Love Actually, Richard Curtis, dio a The Daily Beast por el décimo aniversario de la película, éste afirmó que Hugh Grant se mostró reacio a bailar en el filme. Como explicó Curtis:

“Lo de Hugh y el baile no me trae buenos recuerdos. Se quejó un montón. No quería interpretar un papel tonto y quería sentirse tan firme como un Primer ministro. Cuando le decía: “Hazlo con más dulzura” o “Trata de ser más encantador”, pensaba que le estaba engañando. Le dije: “Te voy a dar un punto de vista magistral, pero quiero que seas un poco más dulce de vez en cuando”. El problema era el baile, porque él no era capaz de hacerlo con un estilo presidencial. Siguió posponiéndolo porque no le gustaba la canción —en un principio, era una de los Jackson 5, pero al final no pudimos cogerla—. Ese tema le incomodaba mucho. No lo grabamos hasta el último día…”

 

3. En ¡Vaya Santa Claus!, Tim Allen hace una broma con un número de teléfono, que acabó siendo una línea caliente, así que Disney intentó comprar y desactivar el número.

Antes de que Disney cortara esta escena debido a las quejas de los padres, había un momento en el que el personaje de Tim Allen, Scott Calvin, iba a recoger a su hijo y hacía una broma a su exmujer sobre un teléfono sexual.

Según un artículo publicado en The Seattle Times en 1997, hubo múltiples casos de niños que dispararon la factura telefónica de sus padres por llamar a ese mismo número. Por ejemplo, dos niños de 9 años gastaron 500 dólares y otra niña, 250 dólares más los gastos de psicólogo por lo que escuchó al teléfono. Una abuela contó que dejó que su nieta llamara al número después de ver la película porque creyó que no existiría. La señora dice que escuchó una voz que decía: “¡Hola, bombón! Acabas de contactar con la línea más caliente de toda América”.

No se sabe si Disney consiguió comprar y desactivar el número, pero un artículo de Orlando Sentinel de 1997 cuenta que Richard Schlesinger, vicepresidente de asuntos legales de Disney en la época, afirmó haber intentado comprar y suprimir la línea.

 

4. La película de gángsters que se ve en Solo en casa no es real y se hizo especialmente para Kevin McCallister.

En Solo en casa, Kevin McCallister ve una película llamada Angels with Filthy Souls [Ángeles con almas sucias]. En realidad, es una versión falsa que parodia la película real Ángeles con caras sucias, de 1938. En la secuela de Solo en casa también se ve la secuela de esta parodia, Ángeles con almas incluso más sucias.

 

5. El Grinch no era verde al principio y Dr. Seuss, su autor, luchó por que el personaje fuera blanco y negro. Se dice que se eligió el verde porque recordaba a la publicidad de unos coches de alquiler feos.

En el libro original de Dr. Seuss, Cómo el Grinch robó la Navidad, el Grinch era blanco y negro con tonos rojos.

Chuck Jones, el creador de Looney Tunes, que también dirigió la película de El Grinch, es quien decidió que fuera verde. Se discutió mucho sobre el color. El autor quería que el personaje siguiera siendo blanco y negro, mientras que Jones insistía en que se necesitaba algo más colorido para la pantalla.

Parece ser que Jones se inspiró en el verde por unos coches de alquiler muy populares en su zona. Esta leyenda se ha repetido hasta la saciedad, pero se desconoce su origen exacto.

 

6. Jack Esquéleton ha aparecido secretamente en muchas películas, como en Bitelchús, que salió cinco años antes que el clásico navideño.

Pesadilla antes de Navidad está basada en un poema que Tim Burton escribió en 1982. Burton trabajaba para Disney en aquella época e intentó adaptar el poema a una película de animación, pero Disney no quiso. Puedes leer el poema pinchando en este enlace.

Como Burton ya tenía el personaje de Jack Esquéleton creado, lo metió en su segunda creación como director, la película Bitelchús, de 1988. Esquéleton se ve sobre el sombrero de carnaval que lleva Bitelchús. Pesadilla antes de Navidad no se estrenó hasta 1993.

Jack Esquéleton también apareció en otras películas, como La princesa y el sapo, Alicia en el país de las maravillas y brevemente en una yema de huevo en Los mundos de Coraline.

Imagen arriba a la izquierda: Beetlejuice. Arriba a la derecha: La princesa y el sapo. Abajo a la izquierda: Alicia en el país de las maravillas. Abajo a la derecha: Los mundos de Coraline.

 

7. Ralphie, de Historias de Navidad, hace un cameo loco en Elf.

Peter Billingsley, el niño de Historias de Navidad, tiene un pequeño papel no reconocido en Elf. Aunque ahora dirige y produce películas, a Billingsley le gusta hacer cameos de vez en cuando.

“Fue un papel muy pequeño. De cuando en cuando, vuelvo y actúo un poco de nuevo. Me encanta. En Elf hice un cameo —que no se reconoció— como elfo de la tienda de Papá Noel. Me parece muy divertido”.

 

8. Puedes dormir en la casa de Historias de Navidad por Navidad.

La casa de Historias de Navidad existe de verdad y se ha conservado como museo que permanece abierto todo el año. En las vacaciones navideñas, el museo lleva a cabo una subasta en la que los fans pueden pujar por una estancia de dos días y dos noches en la casa. El ganador consigue una invitación para cuatro personas. La mañana de Navidad, se abren los tradicionales regalos de Historias de Navidad en el salón, entre otros, dos rifles de aire comprimido.

Este año, se hicieron 51 ofertas en Ebay. El ganador pagó 6.016,40 dólares (más de 4.500 euros).

La casa museo también vende las clásicas lámparas de pie de todos los tamaños.

 

Fuente

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s